Terry Pratchett conoce a Mort

Terry Pratchett  murió el pasado 12 de marzo (2015 para los que lean esto tarde, mal y nunca). Autor de Mundodisco. Yo la verdad es que sólo he leído ‘Dioses menores’ y ‘Hombres de armas’.

Dioses menores‘ empieza muy bien, pero se va desinflando poco a poco. Al final acaba convirtiendose en una ristra de aventuras sin orden ni concierto. El planteamiento es genial. El mundo está lleno de dioses minúsculos y su poder depende de la cantidad de creyentes que tengan. Omnia es una teocracia, que adora al dios Om, le representa como un toro, un águila u otro animal prestigioso. Hay una Quisición para perseguir los que se desvían de la fe verdadera, un sistema de monasterios desarrollado, etc. Una maravillosa teocracia medieval, o un ISIS actual cualquiera. En cambio el dios Om sólo puede tomar la forma de una tortuga, y cuando lanza  rayo, apenas surge una chispita de nada. Sólo tiene un verdadero fiel. Los demás adoran otra cosa…

“Ninguna tortuga había hecho aquello antes. Pero ninguna tortuga había sido nunca un dios, y conocía el lema no escrito de la Quisición. Cuius testiculos habes, habeas cardia et cerebelum. Cuando has conseguido tenerlos bien cogidos por la atención, sus corazones y sus mentes te seguirán.” (‘Dioses menores’).

Hombres de armas‘ es una divertida historia de aventuras sin más. Es la segunda novela de la guardia de la pintoresca ciudad de Ankh-Morpork.

“El Gremio de los Alquimistas está enfrente del Gremio de los Jugadores. Normalmente. En ocasiones está encima de él, o debajo de él, o cayendo a trozos a su alrededor.” (‘Hombres de armas’).

Me leeré algo más suyo y ya os cuento